Psicoterapia a Domicilio

La idea de la psicología a domicilio surge porque muchas veces el paciente puede experimentar demasiados problemas a la hora de acudir a la consulta, debido a momentos emocional, alguna discapacidad que le imposibilita desplazarse, sufre una crisis seria o tiene una limitación en cuanto al medio de transporte.

Para esos problemas la solución radica en permitir mantener el contacto a cara a cara con el paciente o consultante, ya que lo que se entrega es terapia presencial, pero con todo el confort que se presenta el hogar, donde cada paciente logra sentirse más cómodo y confiado  porque conoce el lugar donde está.

Porque acudir a la terapia psicológica a domicilio:

  • Te ayuda a sentirte mejor
  • Mejora la confianza en ti mismo
  • Te facilita herramientas para manejar los conflictos cotidianos
  • Te ayuda a superar creencias limitantes
  • Te ayuda a encontrar equilibrio emocional

 

Si bien estoy aliado a las nuevas tecnologías o cualquier otro entorno que se requiera según la circunstancia personal  de cada paciente, donde aplico lo últimos avances en psicología clínica, y así poder ayudar a mejorar la calidad de vida y superar cualquier tipo de problemas ( personal, relacional, profesional) con óptimos resultados en corto periodo de tiempo.

Es frecuente la pregunta que me realizan de ¿cómo es una sesión de terapia a domicilio?, la respuesta es igual si fuera en consulta del psicólogo, la diferencia está en casa  o domicilio particular, ya que ahí están las comodidades que brinda dicho lugar.

Para el logro de una excelente terapia a domicilio es importante lograr un vínculo entre paciente o consultante y psicólogo, sea bueno y sincero.

La conclusión que he logrado como psicólogo respecto a la terapia a domicilio es que te entrego formas personalizadas, flexibles, adaptadas en cada sesión, logrando buscar en cada paciente la contención y el acompañamiento terapéutico, con motivación, seguridad y responsabilidad a la hora de prestar ayuda a los demás o cada paciente domiciliario.